10/7/13

El proyecto compartido, una respuesta artística, por Joan Pinardell

(Sobre la conferencia "El artista del siglo XXI" de Isabel Villagar en la que se explicó el proyecto Vocal Center y la nueva manera de funcionar de los artistas en el nuevo contexto).

"Creo que el ser humano ya sea artista o no, está siendo sobrepasado por la velocidad de las cosas. La información, la multiplicidad de ofertas, las prisas con que vivimos, tienden a cuestionar las cosas que hoy están asentadas y que parecen inamovibles, lo fijo y seguro a los pocos minutos es solo paja.

Centrándome en lo artístico, en tan especial ámbito, a duras penas se sostiene lo que antaño creaba un movimiento, un eje, una escuela. Demasiados cambios a veces difíciles de asimilar para ir rectificando y puliendo sobre la marcha un camino que consolidar. Por otra parte la libertad expresiva tan difícil de conseguir y mantener no puede jugarse a la carta de los istmos y los grupos.

Por contra, cada vez ser un artista desde lo unitario y desde la soledad tiene menos sentido. Aún siendo necesario el sentir único corren tiempos en que necesitamos unos de otros. Pero por otra parte, todos los que en un caso dado siguen una idea, bien tienen derecho a superarla, o mañana mismo si así lo quieren a cambiar de rumbo.

El artista siempre será un ser individual y único. Y desde su soledad dará luz a sus ideas. Pero hoy más que nunca, y ya no solo en lo artístico sino en lo social económico, el artista va a necesitar de otros artistas y de aquellos que siendo simples técnicos eleven su trabajo a la grandeza y a la huella. Porque lo hecho siempre lleva un sello, y hoy su eco se transformará en sinfonía solo a través del esfuerzo y conocimiento compartido, de la experiencia grupal, de la lucha por una idea en común.

Y esos nexos durarán lo que tengan que durar. Sin más compromiso que el PROYECTO que tengamos en marcha. Y tendrán o no tendrán éxito nuestros esfuerzos, pero sin duda nos enseñaran a ser otros, sueño que mejores, otros con otros , más humanos...

Abogo por el proyecto. Y compartido hoy más que nunca. Por lo que dura un sueño.

Llámalo fusión o llámalo cruce, o llamado simplemente mezcla.

Músicos con pintores, escultores con directores de cine, artesanos con bailarines... y volcados en cuerpo y alma sobre UN PROYECTO dar lo mejor de cada uno.

Después... quién sabe qué diremos de todo esto dentro de un mes?
Quién sabe después?

Lo único seguro es que habrá que buscar en la soledad un nuevo proyecto que proponer a otros

Y compartir."